27. feb., 2019

Las TIC y la Defensa de los Derechos Humanos

Fredy Aguilar Guio, es un influcencer de DDHH, profesional en Derecho, Defensor de Derechos Humanos y Jefe de prensa de la Oficina Interamericana para la Paz y el Desarrollo Sostenible. Ha sabido combinar su pasion por la defensa de las poblaciones vulnerables con su habilidad para comunicar sus ideas y pensamientos en las redes sociales. Actualmetne hace parte dle plenum del Comite central de Defensores de DDHH, y lidera la red internacional de Medios de comunicacion el favor de los lideres sociales.

_______________________________

Desde el inicio de la civilización, la palabra, ha sido instrumento y soporte para transformar la realidad de los pueblos; es gracias a la transmisión de ideas como el respeto al prójimo y acatar normas de comportamiento, que la identidad y la cultura se consolidaron. A medida que se presenta un desarrollo tecnológico, muchas de las fronteras que se consideraban inquebrantables se han ido desvaneciendo, convirtiéndonos en lo que describió en su momento el sociólogo Marshall Mcluhan como una “aldea global”.

En la actualidad contamos con una amplia variedad de herramientas, métodos y aplicaciones que fueron desarrolladas con el propósito de facilitar la comunicación y reducir distancias; no obstante, si bien la ciencia y la tecnología avanzan de forma vertiginosa para cumplir con ese propósito, aún hay casos donde son vulnerados de Derechos Humanos y las garantías fundamentales. En esta era de la inmediatez donde la información y los contenidos tienen una difusión en tiempo real; los defensores de los Derechos Humanos, pueden y deben apropiarse de las herramientas TIC (tecnologías de la información y la comunicación), para que el mensaje de protección de Derechos Humanos llegue a todas las comunidades.

Para muchos Líderes sociales, los términos “data”, “avatar”, “inteligencia artificial”, “blockchain”, “realidad virtual”, “podcast”, “youtuber” e “influencer”, etc,  pueden resultar desconocidos, pero es innegable que todos, al menos una vez en la vida, se han unido desde sus redes sociales, a  campañas como  #NiUnaMas #jesuischarlie y otras similares, que buscan generar conciencia frente casos de relevancia.  Esta dinámica de participación en redes sociales y consumo de contenidos, hace parte del contexto digital propio de nuestra sociedad contemporánea, es por ello que debemos ser responsables en la forma en que interactuamos. La defensa de los Derechos Humanos no puede ser el gran ausente del mundo digital.

 Nuestra pasión por la defensa de los derechos debe ser incansable, comprometida y decidida, con el firme propósito que la voz de los desprotegidos sea escuchada, garantizando el respeto de la dignidad humana por encima de todo. Haciendo uso de la terminología digital, deberíamos ser, algo así como un “geek” pero sin olvidar nuestra naturaleza humana.

La defensa de los Derechos Humanos en la era digital, debe buscar el fortalecimiento de la comunidad virtual, es decir que a pesar de la distancia geográfica se comparta información de interés para el grupo, haciendo que la interacción consolide la conciencia, facilitando la denuncia de situaciones anómalas. Es decir, una participación activa tendiente a visibilizar a todas las personas que son víctimas de vulneración de derechos.    En la actualidad, muchos procesos del gobierno se adelantan en plataformas digitales (e-government o gobierno electrónico), y estas herramientas facilitan el acceso a la información y permiten, por la misma razón, que la actuación de un defensor de Derechos Humanos sea mucho más eficiente,  y su alcance e impacto más profundo. Es por ello, que siendo nativo o inmigrante digital, se debe ver con buenos ojos el uso de la tecnología a favor de las comunidades vulnerables.

 Las experiencias que dan cuenta del uso de las herramientas TIC en pro de la defensa de los Derechos Humanos, son tan variadas como eficientes; hay desde blogs, podcasts, contenidos en plataformas como Youtube, etc, pero eso no significa que todo este hecho, siempre podemos innovar y generar iniciativas, amigables y creativas para que el mensaje de los Derechos Humanos llegue a tanta audiencia como sea posible y que nunca se conviertan en letra muerta.

 Así que colegas defensores de la OIPPDS,  en esta era sin fronteras, podemos hacer mucho por la causa que nos convoca. Con solo un teléfono, esa voz que muchos pretenden acallar, puede ser escuchada en todo el mundo, estamos a un click de hacerlo posible.

prensa@oippds.org