16. ago., 2016

PARA COMBATIR LA GUERRA... (Estanislao Zuleta)

Estanislao Zuleta.  Filósofo, pedagogo y catedratico Colombiano de gran renombre y prestigio,  asesor de la ONU, el Ministerio de Agricultura de Colombia, el INCORA, la Presidencia de la Republica, colaborador de la revista Crisis de Medellín. Recibió el Doctorado Honoris causa de parte de la Universidad del Valle en 1980. La Oficina Interamericana para la Paz y el Desarrollo Sostenible, reconoce su aporte al pensamiento critico en cuanto a la Paz y los Derechos Humanos integrando muchos de sus postulados a parte de las catedras y opciones de formacion al considerarle una de las mentes mas brillantes de Colombia en el siglo pasado.

_______________________________

"Para combatir la guerra con una posibilidad, remota pero real de exito, es necesario comenzar por reconocer que el conflicto y la hostilidad son fenomenos tan constitutivos del vinculo social como la interdependencia misma, y que la nocion de una sociedad armonica es una contradiccion en los terminos.

la erradicacion de los conflictos y su disolucion en una calida convivencia, no es una meta alcanzable, ni deseable; ni en la vida personal -amor o amistad-, ni en la vida colectiva.  Es preciso, por el contrario, construir un espacio social y legal en el cual los conflictos puedan manifestarse y desarrollarse, sin que la oposicion al otro conduzca a la supresion del otro, matandolo, reduciendolo a la impotencia o silenciandolo.

La importancia de la aplicacion del Derecho Internacional Huanitario esta asociada a dos cosas fundamentales: primero, a la necesidad de humanizar las acciones, en el orden a proteger a los no combatientes, lo cua tiene un valor moral, y aun estrategico intrinseco, por cuanto de ello depende el apoyo poblacional, y constituye, ademas, una condición importante en el proceso de generacion de confianza reciproca entre los enemigos, para posibilitar una paz negociada.    Segundo, a la necesidad de construir un espacio juridico-institucional, que en cuanto fundado en el reconocimiento reciproco de los enemigos resulte adecuado para la tramitacion del proceso de paz".

Le invitamos a leer la obra:

Colombia: Violencia, democracia y Derechos Humanos