9. ago., 2016

La Mujer en el posconflicto

La Doctora Laura Mercedes Portillo, es profesional en Psicología de la Universidad de Montevideo, Uruguay. Candidata a Magister en la facultad de Psicologia Clinica del Manchester College, Coordinadora del plan Mujer de Paz de la Oficina Interamericana para la Paz y el Desarrollo sostenible, Agregada de paz y embajadora de la ONU para el desplazamiento y la trashumancia humana, Catedratica de la Escuela de diplomados Albert Arlstrom.

_____________________________________

 Apreciados lectores y apreciadas lectoras: 

Mucho se habla del posconflicto en todas las regiones del mundo. He sido testiga del terrible impacto que la violencia tribal e interracial causa en la sociedad humana.

En los campos de refugiados de Asia, Africa, America y cada pais en conflicto que he tenido el doloroso privilegio de visitar, evidencio exactamente lo mismo: hogares destrozados, familias en crisis, mujeres despojadas de su identidad, integridad, sueños y esperanzas.

Pero tambien, y no por asumir una posicion feminista radical, es innegable el papel de la mujer en la sanidad y restauracion de los paises despues de las guerras y los conflictos. Somos nosotras quienes finalemente tenemos el poder de dar la vida y por lo tanto, la capacidad de reestablecer la estructura fundamental de la sociedad: la familia.

Asi como las combatientes mas aguerridas y temidas son las mujeres, las grandes constructoras de sociedad tambien somos nosotras.    Es nuestra capacidad de restaurar, perdonar y ver mas alla de los odios irracionales la que puede reestablecer el verdadero sentido de hogar, patria y sociedad.

Me impresionó profundamente ver en Freetown a un peloton de mujeres en lactancia amamantando hijos huerfanos de personas que hasta hace poco eran considerados sus enemigos. Creo que esa es la imagen mas clara y evidente de lo que una mujer puede hacer para reconstruir una sociedad, ser capaces de amamantar a los hijos de nuestros antiguos enemigos. 

Mi invitacion a todas las mujeres de los paises en conflicto es a que lideremos con nuestra capacidad divina de dar vida, el ultimo combate contra la muerte.

Que los fusiles callen y se escuche la risa de nuestros niños y niñas, aunque eso signifique dejarlos correr sobre las tumbas de nuestros desaparecidos.

LEA: PONENCIA MUJER Y POSCONFLICTO ONU URUGUAY

 SOLO QUIENES DAMOS VIDA, ENTENDEMOS LA URGENCIA DE LA PAZ